ÁCIDOS GRASOS

acidos grasos

Los ácidos grasos se encuentran en todos los lípidos (grasas y aceites). De acuerdo con su composición química podemos clasificar estas moléculas en dos clases:

  1. Ácidos grasos saturados: se encuentran principalmente en las grasas de origen animal.  Son conocidas como las grasas malas porque aumentan el colesterol LDL o colesterol malo, incrementando el riesgo de enfermedades cardiovasculares principalmente.
  2. Ácidos grasos insaturados: estos se dividen a su vez en:




  • Monoinsaturados: se encuentran en los vegetales, son especialmente importantes en la formación del sistema nervioso.
  • Poliinsaturados: provienen principalmente de las grasas de los peces y los conocemos como omega 3 y omega 6. Estos ácidos cumplen funciones esenciales en el funcionamiento de varios órganos y el mantenimiento de membranas en la piel, la retina, el cerebro, el tracto urinario y los vasos sanguíneos.
  • Trans: son grasas insaturadas obtenidas a través de un proceso industrial conocido como hidrogenación. Su consumo regular puede ser muy perjudicial para la salud, especialmente para la salud cardiovascular. Se encuentra en alimentos procesados como helados, galletas, productos de paquetes, cereales de caja, alimentos precocidos, margarinas, manteca.

ÁCIDOS GRASOS EN LOS ALIMENTOS

Alimentos en los que encontramos los ácidos grasos:

Grasas saturadas (malas): las encontramos principalmente en las carnes, quesos, mantequilla, leche, carnes frías y aunque provienen de vegetales también se encuentran en el aceite de coco y el aceite de palma.

Grasas insaturadas (buenas): se obtienen del pescado graso o pescado azul como el atún, el salmón, la caballa, la sardina, la trucha entre otros, y algunos mariscos como las gambas. Además, las podemos consumir en alimentos como el aguacate, nueces, algunas clases de algas, en los vegetales de hojas verdes y en el aceite de soya, aceite de girasol, aceite de maíz, aceite de krill, aceite de linaza.

También podemos encontrar alimentos enriquecidos con omega 3, como los huevos, el aceite o la leche.

ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES

Los ácidos grasos esenciales son los mismos que conocemos como poliinsaturados de cadena larga, es decir el omega 3 y omega 6.

Su consumo es necesario dentro de una dieta equilibrada para tener una buena salud, ya que, aunque son esenciales como su nombre lo dice, el cuerpo humano no los sintetiza y los debemos adquirir solo a través de los alimentos y los suplementos.

La cantidad recomendada varía dependiendo de la edad y el estado de salud.

Aunque la ingesta de las dos clases de ácidos grasos esenciales es indispensable para la salud, esta también depende del equilibrio que se debe mantener entre el consumo de ambas grasas.

Para mantener una buena salud cardiovascular, es importante mantener un balance de 1:5 a 1:10 en el consumo de omega 3:omega 6.

Beneficios del Omega-3

Dentro de los principales beneficios de consumir ácidos grasos omega 3 (DHA y EPA) están:

  • Reduce la presión sanguínea, previniendo la hipertensión.
  • Previene la arteriosclerosis.
  • Normaliza los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre.
  • Previene problemas cardíacos y vasculares.
  • Contribuye con la salud ocular.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Normaliza procesos inflamatorios.
  • Previene enfermedades del colon y fortalece el aparato digestivo.
  • Colabora en el buen funcionamiento del cerebro en la etapa adulta, y en el crecimiento y desarrollo del cerebro desde la etapa de gestación hasta la adolescencia.
  • Consumido durante el embarazo, previene los nacimientos prematuros.

Beneficios del omega-6




Aunque se siguen estudiando los innumerables beneficios del omega 6, podemos resaltar los más importantes y conocidos hasta ahora:

  • Mejora la salud mental, contribuyendo a mejorar síntomas como la falta de atención, la pérdida de memoria y la hiperactividad.
  • Previene la hipertensión.
  • Mejora y previene la psoriasis.
  • Previene la artritis reumatoide.

Contraindicaciones

Deben tener especial cuidado en el consumo de ácidos grasos esenciales:

  • Las personas alérgicas.
  • Personas con problemas de coagulación.
  • Personas con enfermedad renal.

Bibliografía

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15259529

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12442909

http://openaccess.uoc.edu/webapps/o2/bitstream/10609/58505/8/pgonzalez_dcTFM0716memoria.pdf

más para ti

Subscríbete a nuestro boletín y recibe todas nuestras entradas en tu correo electrónico:

* Los datos personales serán encriptados

Related Posts

Leave a comment