CANSANCIO EN LAS PIERNAS: ¿cómo aliviarlo y prevenirlo?

El cansancio en las piernas que muchas veces viene acompañado de dolor es una molestia muy frecuente en las mujeres, y su origen puede tener diferentes causas.

CAUSAS DEL SÍNDROME DE PIERNAS CANSADAS

La hinchazón, pesadez y sensación de cansancio en las piernas, puede deberse a:

El sedentarismo, la obesidad o sobrepeso, las várices, insuficiencia cardíaca, algunos medicamentos, caminar mucho, coágulos en la sangre, clima muy cálido, viajes muy largos en avión, insuficiencia de algunos minerales, mala circulación, estar mucho tiempo de pie, la falta de ejercicio, los tacones muy altos o por mucho tiempo, mantener las piernas inmóviles por mucho tiempo, desórdenes hormonales o una dieta hipercalórica.

REMEDIOS NATURALES PARA EL CANSANCIO EN LAS PIERNAS




Debido a que este síntoma puede deberse a algo momentáneo como un viaje en avión, pero también a una enfermedad como tal, es importante que consulte siempre a su médico.

Sin embargo, existen algunos tratamientos naturales que alivian mucho si la causa es pasajera.

  • Levantar las piernas: esto es algo que hacemos casi por intuición cuándo sentimos esa pesadez en las piernas, y deberíamos hacerlo con frecuencia, o al menos 1 vez al día para ayudar a que la circulación suba hacia la parte superior del cuerpo y aliviar el cansancio y la hinchazón.
  • Agua tibia y sal marina: para el cansancio puedes sumergir los pies o las piernas en una bañera si es posible, con agua tibia y sal marina al menos por 15 minutos.
  • Agua fría: si sientes o tienes inflamación, puedes darte un baño en las piernas con agua fría.
  • Masaje: después del baño puedes darte un masaje ascendente empezando por los pies, con una buena crema para las piernas, puede ser de castaño de indias, o algún componente que te ayude a relajar y desinflamar.

¿CÓMO PREVENIR LA PESADEZ EN LAS PIERNAS?

Si la causa no es una enfermedad, puedes prevenir este malestar de cansancio en las piernas con estos consejos:




  • Cuida tu peso.
  • Mantente hidratado, tanto por dentro tomando suficiente agua durante el día, como por fuera aplicando una buena crema hidratante en las piernas.
  • Bajo consumo de sal para prevenir la retención de líquidos.
  • Una dieta baja en harinas, azúcares, alcohol y alimentos procesados favorecerá tu circulación.
  • Hacer ejercicio, especialmente la natación, la bicicleta o caminar.
  • No usar tacones muy altos cuando vayas a caminar o a estar de pie por mucho tiempo.
  • Si vas a estar sentado o acostado por muchas horas, levántate al menos cada 2 horas, camina un poco, muévete y estírate.
  • Incluye en la hidratación diaria infusiones de hierbas desinflamatorias como el jengibre y el ginkgo biloba.




más para ti

Subscríbete a nuestro boletín y recibe todas nuestras entradas en tu correo electrónico:

* Los datos personales serán encriptados

Leave a comment