DORMIR BIEN

dormir bien

Dormir bien es indispensable para la salud humana, dormir es una función biológica necesaria para el buen funcionamiento de todas las demás funciones mentales y físicas del ser humano.

Aunque todavía es más lo que hay que saber sobre el sueño que lo que sabemos; podemos asegurar que durante este proceso de aparente reposo o por lo menos en una parte de él, se lleva a cabo una gran cantidad de actividad cerebral que a su vez influye en el organismo.




Esta actividad cerebral puede ser igual o a veces superior a la que ocurre cuando estamos realizando actividades mentales en el estado de vigilia.

Además de todas las funciones que el cuerpo físico realiza constantemente sin necesidad de que estemos conscientes de ellas, como la respiración, la digestión, los latidos del corazón, etcétera.

BENEFICIOS DE DORMIR BIEN

Los beneficios de dormir bien para nuestra salud, nuestra productividad y nuestro bienestar general pueden resumirse así:

  • Recuperar la energía gastada durante el día y levantarse con entusiasmo y preparado para una nueva jornada.
  • Memorizar y guardar recuerdos de lo vivido durante el día.
  • Relajación y descanso físico.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico.
  • Claridad mental.
  • Capacidad de concentración.
  • Buen estado de ánimo.
  • Buena salud cardio vascular y en general.
  • Regeneración celular.
  • Reduce el estrés.
  • Evita el aumento de peso.

¿CÓMO DORMIR MEJOR?




No nos enseñan desde pequeños a tener buenos hábitos para dormir ya que no le damos la importancia que este proceso biológico tiene en nuestra vida y, por el contrario, nos acostumbramos a dormir de cualquier manera.

Lo primero que debemos hacer para dormir bien es precisamente esto, cambiar el concepto de lo que es el sueño, y no verlo como una pérdida de tiempo o simplemente un tiempo de inconciencia en el que no pasa nada importante o no hacemos nada.

Inconscientemente muchas personas que ven el sueño como una pérdida de tiempo porque creen que podrían utilizar este tiempo en otras cosas, tienen problemas para dormir.

CONSEJOS PARA DORMIR

consejos para dormir

El tiempo que necesita cada organismo para sentirse descansado y renovado puede variar dependiendo de varios factores como la edad, el estado físico y el tipo de actividad física y mental que realiza.

Ten en cuenta estos consejos si necesitas dormir mejor y por más tiempo:

CONSEJOS PARA DORMIR BIEN

Debemos darle al proceso de dormir la importancia que merece. De un sueño profundo y suficiente cada noche depende que estemos preparados para todas las actividades de cada día.

Haz del momento de ir a dormir un verdadero ritual que te conduzca a la relajación, el descanso y el bienestar.

Consejos:

  • El entorno: prepare el entorno en el que duerme, asegúrese de que su habitación sea agradable, acogedora, limpia, con agradable olor, con tonos suaves y cálidos, sin ruidos, con cortinas que bloqueen el paso de la luz.
  • El respeto al espacio: utilice su cama solo para hacer actividades de relajación y descanso como leer, descansar, estar en pareja y no para hacer cosas como videojuegos, hablar por teléfono, hacer cuentas, comer, etcétera.
  • El horario: Establezca un horario que pueda cumplir la mayor parte del tiempo para dormir y trate de cumplirlo, esto lo ayudará inconscientemente a estar preparado para dormir y despertar a esa hora y aumenta sus probabilidades de un buen descanso.
  • La alimentación: una alimentación liviana y al menos 2 horas antes de ir a la cama, le ayudará a tener también una digestión suave que no afectará su calidad de sueño y que no lo hará levantarse al baño durante la noche. Se deben evitar también antes de dormir el consumo de bebidas excitantes.
  • El antes: la sabiduría ancestral nos enseña que nuestras actividades deben estar en armonía con el ritmo circadiano, es decir, que durante el día debemos hacer las actividades que implican mayor movimiento y concentración, mientras que en la noche a medida que la luz del sol se va ocultando debemos ir bajando el ritmo y dedicarnos a actividades cada vez más lentas y sencillas.
  • La luz azul: las pantallas de televisores, móviles y ordenadores reflejan una luz azul que, aunque no la percibamos o pensemos que no nos afecta, está demostrado que esta luz es percibida directamente por la glándula pineal inhibiendo la producción de la hormona del sueño (melatonina) y manteniéndonos despiertos por más tiempo. Se aconseja no mirar pantallas por lo menos 2 horas antes de ir a dormir.




  • Durante el sueño: muchas personas logran dormirse a tiempo, pero tienen un sueño muy frágil y con la menor molestia se despiertan y es difícil volver a conciliar el sueño, por eso, se aconseja que nos acostemos con ropa suelta muy cómoda, sin nada que nos incomode, aprisione, talle o moleste, como las gomas en la cabeza, aretes, argollas, ropa interior ajustada, etcétera.
  • Una ducha: dependiendo del clima, darte una ducha caliente o fría antes de ir a la cama, te relaja y te prepara para tener un sueño profundo y reparador.

¿QUÉ HACER PARA DORMIR?

Pasamos casi una tercera parte de nuestra vida durmiendo, y teniendo en cuenta que la naturaleza es sabia podemos concluir que dormir bien es más que un simple descanso.

Pero ¿qué debemos hacer para dormir profundamente?

Además de los buenos consejos y hábitos para dormir que ya te hemos dejado más arriba, debemos entender que el cuerpo y la mente sienten sueño y logran llegar a tener un sueño más profundo y a la vez reparador, cuando el cuerpo nos lo pide, es decir dormimos mejor cuando llegamos a la cama con mucho sueño, y no cuando llegamos a la cama solo porque es la hora de dormir.

Y para lograr llegar a la cama sintiendo sueño, debemos haber gastado la energía que teníamos disponible cuando nos levantamos.

Es decir, si durante tus actividades diarias de trabajo, ejercicio, estudio, recreación, etcétera; logras agotar tu energía disponible, tu sueño será más profundo y llegarás a él rápidamente.

Por el contrario, si tus actividades durante el día son muy pasivas, es posible que durante la noche tu cuerpo y tu mente no sientan la suficiente necesidad de recuperar energía dificultando así llegar al sueño profundo.

más para ti

Subscríbete a nuestro boletín y recibe todas nuestras entradas en tu correo electrónico:

* Los datos personales serán encriptados

Leave a comment