NUTRICIÓN EN EL EMBARAZO

nutricion en el embarazo

La nutrición en el embarazo debe ser tomada con mayor atención que en otras etapas de la vida.

Mientras un nuevo ser se forma en nuestro vientre, estamos transmitiéndole todos los nutrientes que necesita para un correcto crecimiento y desarrollo de todas sus facultades, motrices, mentales, etcétera.

Una alimentación balanceada en el embarazo, que incluya todos los nutrientes esenciales es primordial para la salud tanto de la madre como del feto.

LA NUTRICIÓN EN EL EMBARAZO




La nutrición en el embarazo debe incluir todos los grupos de alimentos: carbohidratos, proteínas y grasas, pero las cantidades necesarias de ciertos nutrientes son mayores a las requeridas en la etapa adulta normal, por lo que es importante prestar atención a la dieta para incluir estos nutrientes y no solo aumentar la cantidad de calorías.

En varios casos la dieta no alcanza a aportar las cantidades recomendadas, por lo que se hace necesario acudir a los suplementos; sin embargo, nunca los suplementos deben reemplazar una dieta balanceada.

Aunque esté tomando vitaminas prenatales, siempre debe asegurarse de que contengan todos los suplementos que necesita y seguir las indicaciones del médico en cuanto a las cantidades recomendadas de cada nutriente.

NUTRIENTES ESENCIALES DURANTE EL EMBARAZO

Ácido fólico

También conocido como folato; este nutriente es parte del grupo de vitaminas B y su consumo es indispensable especialmente en la preconcepción y en el primer trimestre de embarazo para prevenir deformaciones congénitas del tubo neural (médula y cerebro) y la formación del ADN y tejidos.

DHA

Es un ácido graso omega 3, una grasa indispensable para el crecimiento y desarrollo de la salud de la visión y el cerebro del feto, además de ser eficaz en la prevención de los nacimientos prematuros. Alimentos que contienen omega 3.

Hierro

Durante el embarazo la madre necesita más hierro para poder producir más sangre y llevar oxígeno al feto, y el feto utiliza el hierro para formar su sangre.

Además, el hierro previene la anemia y las infecciones y contribuye con el peso adecuado del bebé.

Este mineral lo podemos consumir a través de alimentos como las carnes de res, aves o pescado, los vegetales verdes, lentejas, frijoles, cereales y alimentos con hierro añadido. Para una mayor absorción del hierro es importante consumir estos alimentos con otros que sean ricos en vitamina C.

Calcio

El calcio en el embarazo contribuye a la formación del sistema nervioso, huesos, dientes, músculos y corazón. Y su deficiencia puede ocasionar osteoporosis a la madre más adelante.

Lo podemos encontrar en los lácteos, espinacas, brócoli, el salmón, las sardinas, la col, los espárragos y alimentos fortificados con calcio.

Yodo

El yodo se necesita para el correcto funcionamiento de la tiroides de la madre, así como para prevenir problemas neurológicos en el feto y contribuir con el desarrollo del sistema nervioso del bebé.

El yodo lo podemos consumir en alimentos como la sal yodada, pescados, lácteos, algas marinas, avena, patatas y cereales fortificados.

Vitamina D

Es importante para ayudar tanto al feto como a la madre a absorber el calcio y contribuir en la formación de huesos y dientes, además fortalece el sistema inmune previniendo muchas infecciones y enfermedades.

La exposición directa al sol contribuye a la producción de vitamina D en nuestro cuerpo, pero está debe ser moderada.

También la podemos obtener de alimentos como pescados grasos, lácteos, hongos o champiñones, hígado de res y la yema de huevo.


Nota: recuerde que, durante el embarazo, su dieta, los suplementos que añada a ella y las cantidades consumidas, deben ser los que su médico le aconseje.




más para ti

Subscríbete a nuestro boletín y recibe todas nuestras entradas en tu correo electrónico:

* Los datos personales serán encriptados

Related Posts

Leave a comment