¿Por qué es MALO COMER PAN BLANCO TODOS los DÍAS?

El pan es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo, y de los que más nos cuesta trabajo dejar cuando queremos cuidar nuestra alimentación, pero ¿por qué es malo comer pan?

Pocas personas se pueden resistir a la tentación del olor de un pan recién horneado. Por eso te vamos a explicar por qué el pan blanco es malo y tal vez de esta forma sea más fácil controlar su consumo.

Este alimento ha sido base de la alimentación siempre y en todas las culturas, pero ha sufrido diferentes transformaciones a través de los tiempos.




POR QUÉ ES MALO EL PAN BLANCO

  1. El pan blanco es un carbohidrato simple que aporta muchas calorías y azúcares a nuestro organismo, su consumo diario y frecuente puede aumentarnos bastante de peso, con las consecuencias que esto acarrea para nuestra salud.
  2. El pan blanco es un alimento que aporta muy pocos o casi ningún nutriente a nuestro organismo; es decir, seguro saciáremos nuestro apetito comiendo un delicioso pan fresco, pero al estar hecho con harina de trigo refinada, ha perdido la fibra, los minerales y las vitaminas.
  3. El consumo frecuente de pan blanco eleva la glucosa en sangre, provocando picos de insulina y afectando el correcto funcionamiento del páncreas.
  4. Una de las principales razones del por qué es malo comer pan blanco, es por su alto contenido de gluten, esta proteína al mezclarse con la levadura contribuye a que el producto sea más suave, esponjoso y provocativo, pero causa grandes molestias a las personas celíacas, o con problemas neurológicos y enfermedades autoinmunes.
  5. El pan contiene mucho sodio, especialmente los panes de paquete o procesados.
  6. La agricultura moderna y la industrialización de la alimentación han transformado las propiedades de muchos de los alimentos; y es por esto, que el trigo que consumimos hoy en día es el resultado de muchas transformaciones genéticas que lo han hecho más tolerante ante las plagas, pero más dañino para nuestra salud. Por eso hay una gran diferencia entre el trigo que se consumía hace cuatrocientos años o más, al de ahora, el cual ya no contiene los mismos minerales ni vitaminas.




MEJORES SUSTITUTOS DEL PAN BLANCO

La mejor opción, si queremos tener una dieta saludable, seria evitar el consumo de pan de cualquier clase; pero para muchas personas esto se hace casi imposible, por eso lo recomendable es que empiecen a disminuir la cantidad de pan que comen y que mejoren la calidad.

PUEDES REEMPLAZAR EL PAN BLANCO

Si no puede dejar el consumo de pan definitivamente, entonces, puedes tener en cuenta estas recomendaciones para elegir un pan de mejor calidad:

  • Evite el pan industrializado, es decir, el pan de grandes marcas que se compra en el supermercado ya empacado. Este pan además de la falta de nutrientes que ya hemos mencionado, tiene aditivos que son aún más perjudiciales como, los conservantes, colorantes artificiales, blanqueadores de harina, exceso de sal, etcétera.
  • Compre el pan en las panaderías más artesanales que pueda encontrar.
  • Cambie el pan blanco por pan integral o pan de maíz, de avena, centeno u otros cereales más nutritivos.
  • Independientemente del pan que decida consumir, tenga en cuenta que las porciones también hacen la diferencia. Aprenda a comer pequeñas porciones de pan y así podrá satisfacer su paladar sin consecuencias para su salud.

EL PAN INTEGRAL ES BUENO




Una de las recomendaciones es sustituir el pan blanco por pan de trigo integral, sin embargo, aunque este pan puede tener el doble de fibra que el blanco, y algunas vitaminas y minerales, de todas maneras, proviene de un producto que como hemos dicho ha sido empobrecido en nutrientes a través de los años, gracias a la industria alimentaria y de agricultura.

más para ti

Subscríbete a nuestro boletín y recibe todas nuestras entradas en tu correo electrónico:

* Los datos personales serán encriptados

Leave a comment